Somos especialistas en todo tipo de ahorro de energético, así como la mejora en contratos de luz. Asesoramiento totalmente Gratuito

Metodología de Trabajo

La metodología de trabajo de una empresa de servicios energéticos o ESE, viene definida como cualquier proyecto, por unos pasos previamente establecidos que convienen ser seguidos escrupulosamente para poder llevar a cabo un trabajo que repercuta directamente en el ahorro energético del cliente que necesita el estudio y posterior puesta en acción. Realización de auditoría energética Éste es el primer paso, por aquí debe empezar cualquier proyecto de ahorro energético. Se debe estudiar el gasto de energía actual del edificio,…

Optimización en las Instalaciones

Optimización energeticas en las instalaciones La optimización en las instalaciones es la piedra angular en la que se apoya la empresa de servicios energéticos. De ésta necesidad surgió en su día el modelo empresarial de las ESE. Desde aquél momento, hasta ahora, se ha vivido un avance sustancial en cuanto a la especialización y eficiencia de las empresas de servicios energéticos que ha ido de la mano de los avances tecnológicos en materia de eficiencia energética, que han hecho que actualmente el grado de eficacia…

Modelos de Contratos ESE

Las empresas de servicios energéticos ofrecen varios tipos de contratos, con los que se intenta cubrir todas las necesidades que les puedan surgir a los clientes que demanden sus servicios. El objetivo común de todos ellos es el ahorro energético, los factores que los diferencian son la financiación y la manera en que la ESE recibe la remuneración por sus servicios. Son conocidos como contratos de rendimiento o EPC. El EPC hace la función de un outsourcing de ahorro y…

Modelos de Contratos ESE

Ahorro de luz utilizando Iluminación LED

La iluminación LED es la nueva solución en cuanto a sistemas de iluminación. Desde el punto de vista del ahorro energético, aportan una serie de ventajas y soluciones que convierten a la iluminación LED en la opción ideal para implementar un proyecto de ahorro energético por parte de cualquier empresa de servicios energéticos. Los inventores de las bombillas LED de bajo consumo con los ingenieros japoneses galardonados con el Premio Nobel de Física Isamu Akasaki, Hiroshi Amano y Shuji Nakamura. Éste dato nos permite hacernos una idea de la revolución tecnológica que han supuesto las bombillas LED en el campo de la iluminación y la sostenibilidad energética.

Funcionamiento de una bombilla LED:

Tomando como base un principio físico sentado por el mismo Albert Einstein, por el cual, algunos materiales sometidos a corriente generan luz, los ingenieros desarrollaron una tecnología basada en la iluminación mediante un diodo, que no es otra cosa que un componente electrónico que permite la circulación electrónica a través de él. Ésta circulación provoca la incandescencia del diodo y por lo tanto la luz para iluminar. Con un solo diodo no se produciría la luz suficiente para iluminar un espacio, por lo tanto, las bombillas LED están compuestas por la unión de varios diodos, tantos como sean necesarios dependiendo del tamaño de la bombilla.

Partes de una bombilla LED:

Las bombillas LED están formadas por cuatro componentes básicos, todos ellos totalmente necesarios para el funcionamiento de la misma. Por un lado se encuentra el diodo, al que va unido un chip-reflector, que determinará el color de la luz emitida por la bombilla, que es otra de las ventajas que puede aportar el LED respecto a una bombilla convencional. También encontramos los postes conductores y el cable conductor mediante el cual se juntan los dos polos. Por último tenemos la lente protectora del material LED.

Ventajas de la iluminación LED:

La principal ventaja que nos aporta la iluminación LED es el ahorro energético. Simplemente con acercar la mano a una bombilla LED y acto seguido acercarla a una bombilla convencional, notaremos como la bombilla convencional emite mucho más calor que la bombilla LED, y esto es debido simplemente a que para emitir luz, la bombilla convencional necesita mucha más energía para generar iluminación. Además las bombillas LED disponen de una vida útil muchísimo mayor que las de las bombillas convencionales, por lo tanto, veremos reflejado el ahorro en nuestra factura de la luz y también a largo plazo, en el ahorro que supone la compra de una sola bombilla frente a la compra de unas 20 bombillas convencionales.

La iluminación LED es el sistema de iluminación más moderno y eficiente que podemos encontrar hoy en día, proporcionándonos junto con una tarifa de luz optimizada un ahorro notable en nuestra factura energética. Eseahorro proporciona tanto una tarifas de electricidad excelentes aportando un gran ahorro al cliente como las mejores soluciones en iluminación LED con las que se pueda contar hoy en día, con el propósito de proporcionar a nuestros clientes ahorros reales y evidentes en sus facturas de la luz.

 

 

Las empresas de servicios energéticos ofrecen varios tipos de contratos, con los que se intenta cubrir todas las necesidades que les puedan surgir a los clientes que demanden sus servicios. El objetivo común de todos ellos es el ahorro energético, los factores que los diferencian son la financiación y la manera en que la ESE recibe la remuneración por sus servicios.

Son conocidos como contratos de rendimiento o EPC. El EPC hace la función de un outsourcing de ahorro y eficiencia energética, es decir, externalizamos la gestión de los recursos energéticos de nuestra edificación para conseguir un ahorro en los recursos que utilizamos actualmente. Son contratos de largo plazo, se suelen firmar por un tiempo de 5 a 10 años. Se definen las bases de ahorro energético que marcarán la eficiencia del EPC y por último la ESE asume el riesgo operacional.

Hay tres tipos de contratos EPC que describiremos a continuación:

Ahorros garantizados

La ESE asume el riesgo operativo y el cliente es responsable de la financiación del proyecto. Es el tipo de contrato más utilizado en la actualidad, la ESE garantiza los ahorros mínimos que se obtendrán por la implantación del proyecto en la edificación. También recibe una cuantía previamente establecida por los costes que suponga la implantación del proyecto más lo acordado en el contrato por la rentabilidad del proyecto. Si los ahorros que reales que se obtienen una vez implantado el proyecto son menores de lo previsto en el contrato, la ESE se hará cargo de la diferencia.

Ahorros compartidos

En éste tipo de contrato, la empresa de servicios energéticos ofrece financiación y además asume el riesgo operativo y el que implica la financiación del proyecto. Éste tipo de contrato está aumentando su frecuencia de uso hoy en día debido a que el económicamente el cliente en un primer momento no debe realizar inversión alguna ni asumir ningún tipo de riesgo. En éste caso, la ESE recibe sus beneficios de los ahorros netos producidos en el consumo energético de la edificación.

Gestión de energía térmica

Éste es el último tipo de contrato vigente en la actualidad. En éste caso se ofrece un tipo de contrato en el que las instalaciones de calefacción son propiedad de la ESE. Es un modelo de contrato que representa un porcentaje mucho más pequeño que los anteriores. La empresa de servicios energéticos financia la implementación del proyecto y se encarga de administrar los activos. Después ofrece a los clientes los resultados derivados de la mejora en la eficiencia energética asumiendo a su vez los resultados obtenidos.

Con éstos tres tipos de contratos, eseahorrro quiere llegar a cubrir las necesidades de ahorro energético de todos los clientes que puedan necesitar nuestros servicios, centrando todos nuestros esfuerzos en encontrar en todo momento la solución que mejor se adapte al problema.

Optimización energeticas en las instalaciones

La optimización en las instalaciones es la piedra angular en la que se apoya la empresa de servicios energéticos. De ésta necesidad surgió en su día el

modelo empresarial de las ESE. Desde aquél momento, hasta ahora, se ha vivido un avance sustancial en cuanto a la especialización y eficiencia de las empresas de servicios energéticos que ha ido de la mano de los avances tecnológicos en materia de eficiencia energética, que han hecho que actualmente el grado de eficacia de una ESE alcance altos niveles de satisfacción en los clientes que contratan sus servicios.

Edificaciones en las que se puede llevar a cabo una optimización en las instalaciones

La optimización en las instalaciones se puede llevar a cabo en cualquier tipo de edificio, local, nave industrial o construcción en la que exista un consumo de energía.

Dependiendo del tipo de edificación, la optimización en las instalaciones a realizar se centrará en unos u otros aspectos, es decir, si llevamos a cabo la mejora de la gestión energética, el trabajo a realizar se centrará en optimizar sus sistemas de calefacción y su uso, iluminación de la vivienda y consumo y uso de sus electrodomésticos entre otras cosas. De la misma manera, cada tipo de construcción tendrá particularidades que sean específicas por su naturaleza, aunque siempre haya características comunes como pueden ser la calefacción o la iluminación.

La eficiencia energética a su vez, implica el factor técnico y el factor humano, es decir, para que la optimización en las instalaciones sea óptima, el usuario debe adquirir ciertos hábitos de uso de la energía que apoyen las medidas técnicas adoptadas.

Medidas habituales de optimización energética en las instalaciones

Por ley, todos los edificios de nueva construcción que se realicen en España, deben aportar una parte de su consumo energético de energías limpias, la más habitual suele ser la solar, que se suelen emplear para el agua caliente o si el edificio posee placas fotovoltaicas incluso también para parte de la electricidad. Además de éstas medidas, las bombillas de led, los electrodomésticos de bajo consumo, etc. nos ayudarán a mejorar la gestión de la energía.

En el caso de edificios antiguos que se sometan a una optimización en las instalaciones para un mejor gestión de los recursos energéticos las empresas de servicios energéticos aplicarán las medidas comentadas anteriormente que mejor se adapten a las necesidades energéticas del edificio en cuestión.

Eseahorro como empresa de servicios energéticos, se compromete a alcanzar siempre la solución ideal para cada edificio, vivienda nave o edificación para la que se requieran sus servicios, aportando los recursos necesarios para alcanzar la satisfacción absoluta de nuestros clientes.

La metodología de trabajo de una empresa de servicios energéticos o ESE, viene definida como cualquier proyecto, por unos pasos previamente establecidos que convienen ser seguidos escrupulosamente para poder llevar a cabo un trabajo que repercuta directamente en el ahorro energético del cliente que necesita el estudio y posterior puesta en acción.

Realización de auditoría energética

Éste es el primer paso, por aquí debe empezar cualquier proyecto de ahorro energético. Se debe estudiar el gasto de energía actual del edificio, vivienda o local, de éste estudio, conseguiremos identificar en qué puntos se puede ahorrar y cuál es el gasto necesario de energía que se necesitará para cubrir las necesidades energéticas de la edificación.

Establecimiento de objetivos, metas, plan de acción

Del resultado de una correcta auditoría energética, se sacan suficientes conclusiones para poder dar el siguiente paso, de no ser así, la auditoría que se ha realizado sería incorrecta.

Como cualquier proyecto, una vez realizado un estudio previo, debemos establecer unos objetivos, que sean alcanzables y ajustados al gasto energético necesario para poder conseguir las metas establecidas en cuanto a ahorro.

Por último, debemos establecer un plan de acción para poner sobre el papel todo lo anterior, establecer unos pasos y unos plazos para llevar a cabo la mejora energética planteada y cumplir con los mismos para asegurar la satisfacción del cliente.

Implantación de las medidas

En ésta parte se comenzará a trabajar sobre el terreno, aquí llevaremos a la práctica todo el trabajo previo de estudio. Se llevarán a cabo las medidas necesarias previstas anteriormente y se cumplirán con los plazos previstos en el plan de acción. Con un buen plan de acción establecido, ésta fase del proyecto se ejecutará con los mínimos problemas y produciendo unos retrasos mínimos llegando a evitarlos incluso.

Seguimiento

Ésta es la fase más importante para los clientes y para la ESE, y que define si la empresa de ahorro energético tiene una metodología de trabajo solvente o si por el contrario falla en alguno de los pasos que se deben seguir.

Aquí se podrá comprobar que el ahorro energético previsto en los estudios, se corresponde con la realidad, por lo tanto en éste momento, es cuando el proyecto se convierte en un éxito o por contrario en un fracaso. Por lo tanto, el mínimo fallo en cualquiera de las fases anteriores pueden dar al traste con todo el trabajo realizado.

En eseahorro disponemos de un amplio equipo de profesionales con una dedicación absoluta y una solvencia máxima que ponen todo su esfuerzo en llevar a cabo cada proyecto con la máxima profesionalidad haciendo hincapié en cada fase de estudio, implantación y puesta en marcha para que después en el seguimiento lleguen los resultados esperados por el cliente y por nosotros.

Debido a la necesidad que imponen los requisitos medioambientales sobre ahorro y eficiencia energética, hace un tiempo que surgió un nuevo concepto de compañía de servicios, las ESE o empresas de servicios energéticos. Éstas organizaciones se enmarcan exclusivamente dentro del sector energético, debido a que su función es optimizar al máximo la eficiencia energética de los edificios y viviendas, aportando a su vez al interesado la tarifa eléctrica que mejor se adapte a sus necesidades de consumo buscando de ésta manera encontrar un gasto de energía óptimo, consiguiendo de ésta manera lograr un consumo sostenible.

Objetivos de una ESE

El objetivo principal que persigue la ESE, es en primer lugar, conseguir el máximo ahorro en la factura de la luz del cliente. De éste ahorro surgirá el beneficio de la ESE.

De éste objetivo principal, nacen otros objetivos, también importantes que van en relación con el cuidado del medio ambiente y la gestión de los recursos energéticos que, hoy en día, y debido a las normativas que apuestan por una sostenibilidad en cuanto al uso de recursos. Por lo tanto, mediante la ESE, el cliente que haga uso de sus servicios, estará apostando por el uso de energías limpias, un uso de energía optimizado al máximo y por último y no menos importante, un sustancial ahorro en su tarifa energética.

El último objetivo que persigue la ESE es reducir el riesgo ante las variaciones de los precios en las tarifas energéticas, es decir, intentar asegurar que el cliente no sufra un incremento sustancial de su tarifa energética con los continuos cambios que sufren las tarifas.

¿A quién va dirigida una ESE?

Las empresas de servicios energéticos, van dirigidas a todo tipo de usuarios. En cualquier hogar se puede lograr una mejora en la tarifa energética, de ahí a pymes, grandes empresas, instalaciones públicas de cualquier tipo, grandes superficies industriales…

En definitiva, cualquier edificación que consuma energía, puede beneficiarse de los servicios de una empresa de servicios energéticos.

Eseahorro nace con la intención de proporcionar a sus clientes las mejores condiciones y soluciones en cuanto a servicios energéticos se refiere, buscando siempre la opción que se adapte a la perfección a las necesidades de consumo que nos plantee el usuario.