Con la liberalización del mercado energético desde mediados de los 90  a la actualidad,  las compañías de distribución y comercialización eléctrica y gas,  se han visto abocadas a competir entre ellas para captar y fidelizar al cliente. Esto trajo esperanzas a los consumidores que podían tener la libertad de cambiar de compañías comercializadoras de energía y así poder beneficiarse de ofertas promovidas por los agentes intervinientes.

No obstante los consumidores hemos comprobado como a lo largo de los últimos 20 años, con el avance de la tecnología se han podido diseñar y fabricar máquinas industriales y electrodomésticos,  eficientes con menor consumo energético.

ahorro tarifa

 

Esto ha permitido optar a la hora de comprar, declinarse por equipamientos o electrodomésticos de mayor eficiencia y menor consumo energético. Poniendo nuestro granito de arena no solo para ahorrar en nuestra factura, sino para ayudar a disminuir los efectos del cambio climático.

No obstante y debido al creciente valor de la energía en estos últimos años, nos vemos en la necesidad de buscar más soluciones alternativas como nuevas compañías comercializadoras, herramientas, consejos y estrategias de uso con el fin de producir un ahorro significativo en las tarifas y consumo de energía.

Algunos gestos de ahorro en la factura de energía están en las manos de los usuarios, aunque también puede ser asesorado por  profesionales que le estudiarán las tarifas contratadas, consumos  anuales, tomarán datos, hábitos de consumos particulares y mediante un estudio de todos los datos recabados, podrán ofrecerle un plan estratégico de ahorro energético y tarifario a su medida.

Con estos consejos prácticos podrá disminuir su consumo energético.

1º Se puede comparar tarifas de electricidad y gas con las comercializadoras disponibles en España. Muchas de ellas tienen disponibles ofertas para contrataciones  de gas y electricidad de forma simultánea. Puede consultarnos ya que somos agentes de algunas de ellas.

2º Utilizar instrumentos de medición de energía ayudan a comprender, cuantificar la energía que consumimos, cómo y cuándo la utilizamos. Esto nos dará la información para poder programar y producir ahorro. Por ejemplo, contratando tarifas con discriminación horaria y haciendo uso de la energía en los períodos de tiempo en los que la energía es más económica.

3º Cambiar algunos parámetros de consumo también puede reducir nuestra factura energética, utilizar la temperatura adecuada de los sistemas de calefacción a 21º como máximo en invierno, o la temperatura del equipo de aire acondicionado a no menos de 24º en verano, nos puede reducir el consumo de forma significativa. Modificar el termostato de nuestro electrodoméstico en 1º Centígrado, puede aumentar el consumo en un 6%.

4º Seleccionar bombillas LED para iluminación pueden producir ahorros en iluminación de hasta el 80% del consumo.

5º Siempre utilizar  lavadoras y el lavavajillas lleno, preferiblemente con agua fría para evitar el consumo de los elementos de calefacción para el agua. Seleccionando programas cortos

6º En el caso de las neveras que representan un consumo anual de entre el 15% y el 30% del consumo anual, es necesario  ajustar las temperaturas del refrigerador entre (4ºC y 5ºC) y el congelador una temperatura entre (-16ºC y -18ºC) en la mayoría de los alimentos.

7º Una regleta con interruptor puede ayudarnos ahorrar en aquellos electrodomésticos como televisores, equipos de audio, ordenadores, cargadores de teléfonos y todos aquellos electrodomésticos que quedan enchufados de forma permanente en modo Stand By y tienen un consumo que aunque parezca ínfimo no es nada despreciable, ya que puede representar hasta el 7% del consumo anual.

8º Las Industrias  y comunidades de vecinos con  ascensores e iluminación con tubos fluorescentes están muy influenciadas por el consumo de potencia reactiva, la cual se cobra como un valor adicional en la factura de energía eléctrica, en estos casos se aconseja cambiar la iluminación por LEDs y agregar baterías de condensadores para compensar el factor de potencia.

9º Los sistemas de repartidores de costes tanto de agua caliente sanitaria (ACS) como de Calefacción han demostrado ya la eficacia reduciendo consumo de hasta un 40%, estos sistemas que ya son obligatorio en España desde marzo del 2018 en nuevas  comunidades  de vecinos, son una  herramienta indispensable para utilizar la energía de forma justa y eficiente, disminuyendo los consumos de gas de forma significativa.